Las abejas aparte de la miel, también fabrican el llamado propóleo. Es una especie de pegamento que la abeja recoge de las yemas de los árboles y que convierte en el único antibiótico natural del mundo. Existen estudios que demuestran que tiene propiedades anticancerígenas.

Las abejas hacen propóleo reuniendo resina de pino y otros árboles de hoja perenne. Mezclan estas resinas con escamas de cera y polen, y utilizan la resultante masa pegajosa para parchear agujeros, sellar grietas, y construir paneles en la colmena.

Pero el propóleo hace mucho más que de agente arquitectónico. Actúa como una barrera antiséptica que proteger la colmena de la contaminación y de los invasores externos como ratones, serpientes y lagartos. De hecho, el nombre de propóleo proviene del griego y significa "defensa de la ciudad."

Las propiedades antimicrobianas del propóleo sirven para proteger la colmena de virus y bacterias. Los investigadores encontraron que las abejas que viven en colmenas recubiertas con propóleos, tienen el sistema inmunológico "más tranquilo".

El propóleo no sólo beneficia a las abejas. Durante miles de años, los profesionales de la medicina popular han utilizado el propolis de abeja para tratar y curar heridas además de combatir infecciones.

Los estudios recientes confirman una larga lista de beneficios que ofrece el propolis para la salud. Aquí te mostramos algunos de ellos.

1. Acción Anti-microbiana

El propóleo tiene propiedades antibacterianas, además de propiedades  anti-hongos y anti-virales. En un experimento hecho con animales, aplicando una solución de propóleos a unas heridas, el propolis ayudó a acelerar la curación de estas. Además ayuda a prevenir las infecciones de las vías respiratorias, siempre y cuando nos tomemos el propolis de una forma regular.

2. Cura quemaduras

Hay estudios que demuestran que el propóleo ayuda a la cicatrización de quemaduras menores. En los estudios, los investigadores compararon una crema para la piel hecha a base de propóleo con una crema de sulfadiazina de plata, un fármaco utilizado para tratar las quemaduras. Los resultados del estudio mostraron que el propóleo fue tan efectivo como el medicamento para tratar las quemaduras.

3. Previene las caries dentales

Médicos griegos y romanos utilizaron propóleo como desinfectante para la boca. Los estudios modernos muestran que puede ser eficaz en el tratamiento de la periodontitis y gingivitis. Es muy efectivo para reducir las caries de los dientes.

Otros estudios muestran que el propóleo puede incluso ayudar a regenerar la pulpa dental, así como el tejidos óseo y cartílago.

4.Se usa para tratar los parásitos

Ensayos de laboratorio han comprobado que el propolis pueden eliminar parásitos. En el ensayo, las personas que tomaron propóleos tuvieron una tasa de eliminación de parásitos de entre el 52 - 60 por ciento.

5.Eliminación de verrugas

En un tratamiento de toma de propolis durante 3 meses, 135 pacientes con diferentes tipos de verrugas recibieron propóleo oral. Los resultados fueron publicados en la revista Internacional Journal of Dermatology. Los pacientes con verrugas comunes lograron una tasa de curación del 75 por ciento.

6.Herpes Genital

El propóleo es más eficaz que un medicamento común para el tratamiento de herpes genital, según un estudio publicado en Phytomedicine.

Durante 10 días, 30 hombres y mujeres con herpes genital se aplicaron una crema que contiene flavonoides de propóleos, cuatro veces al día.

Al final del estudio, 24 de los 30 pacientes tratados con propolis les había sanado el Herpes.

Al igual que la miel, la composicion del propóleo variará dependiendo de los árboles y zona de donde las abejas lo extraigan. Los extractos o tinturas de propóleos son más fáciles de utilizar. Suelen ser los más populares para la estimulación del sistema inmune, por sus propiedades anti-inflamatorioas, anti-oxidantes y anti-microbianas.