Significa, que cuando una persona suele ser muy amable, normalmente cae bien, pero cuando la amabilidad se pasa da sensación de artificialidad y falsedad.