La miel de montaña es muy parecida a la miel de bosque. Se considera miel de montaña al producto que obtienen las abejas a partir de 1000 metros de altura sobre el nivel del mar. Un producto natural recogido de la gran variedad de flores que crecen en plena naturaleza, en los terrenos más montañosos. La solemos encontramos con un color fuerte, muy oscuro y de aspecto liquido, ya que su cristalización es lenta. De sabor dulce aunque con algo de tendencia salada suele gustas mucho a los paladares más avanzados. Estas mieles, muy ricas en principios  minerales, nos benefician si tenemos carencia de estos. Este miel completamente natural, cosechado en la alta montaña, alejado de las grandes ciudades, nos da un alimento saludable y natural

COMPRAR MIEL