La colmena se compone de muy pocos productos, pero cada uno de ellos elabora una función esencial para el futuro de sus huéspedes. Todos fabricados por las abejas para el buen funcionamiento de la colonia. Aquí te explicamos brevemente cada uno de ellos.

La miel

Es el producto principal y más conocido de la colmena. La miel deriva de la transformación del néctar de las plantas. Este néctar está depositado en los alvéolos para luego convierte en miel gracias a la mezcla que realizan las abejas en su interior. El néctar podríamos decir que es la donación que hacen las flores a las abejas para que a cambio estás polinicen su especie, ya que la abeja puede recorrer en un día cientos de flores, polinizando prácticamente todas ellas.

Polen:

Rico en proteínas, sirve de alimento a las larvas de las abejas. Las abejas tienen acceso a una gran variedad de flores por que lo la colmena se nutre de todas las propiedades que poseen los polenes. Gracias a estos la colmena crecerá rápidamente. El polen se recoge en las puertas de la colmena gracias a un estrechamiento de está, donde la abeja lo desprende de las patas y lo deposita en una caja que está colocada a la entrada de la colmena.

Mielada:

La mielada es una sustancia azucarada que se crea por la picadura de varios insectos (pulgones, etc.) en las hojas de los árboles. Esta melaza es un líquido dulce que las abejas almacenan en la colmena como néctar y dan una miel especial. En ocasiones, en los abetos y pinos se da mucho la picadura de pulgones, produciendo grandes cantidades de rocío de miel, como se conoce en algunas regiones, y cosechando un buen corte de este tipo de miel.

El propóleo:

Se produce a través de plantas y arbustos. Es una especie de resina que se encuentra en las yemas de los árboles. Las abejas la recogen y la utilizan en la colmena para protegerse de elementos externos, es un auténtico antibiótico. El propólis como se conoce también es un antiséptico que hoy en día se está utilizando mucho en los seres humanos para el tratamiento de dolencias. Se encuentra en la colmena pegado a los marcos y se recoge raspando los marcos donde las abejas lo han almacenado. Es muy utilizado para tratar dolores de garganta.

Jalea real:

Es el único alimento que consume la abeja reina. Para producir una buena jalea real y en cantidad, la abeja nodriza tiene que estar bien alimentada y nutrida con miel. Gracias a la jalea real la reina puede vivir hasta 4 años, un edad muy por encima a la que pueden vivir la abeja obrera, que esta en torno a los 20, 40 días. La jalea real es un fuente muy importante de vitaminas, minerales y grandes cantidades de nutrientes. Hoy en día la jalea real es muy consumida por los humanos para aportar energía y salud.

Cera:

Son las glándulas de las abejas las que producen la cera. La cera es una mezcla compleja de compuestos orgánicos donde se han encontrado más de 300 componentes químicos. Principalmente las abejas utilizan la cera para construir sus celdas y poder ahí alojar la miel y para servir de “nido” para las larvas.